Directrices de interfaz humana de KDE

Las directrices de interfaz humana (HIG) de KDE ofrecen a los diseñadores y desarrolladores un conjunto de recomendaciones para producir interfaces de usuario agradables, usables y consistentes para aplicaciones móviles y de escritorio convergentes, así como widgets del espacio de trabajo. Su propósito es mejorar la experiencia del usuario haciendo que las interfaces de aplicaciones y widgets sean más consistentes y, por lo tanto, más intuitivas y fáciles de aprender a usar.

Sencillo de forma predeterminada, potente cuando sea necesario.

Visión de diseño

La visión de diseño de KDE se centra en dos atributos del software de KDE que conectan su futuro con su historia:

Sencillo de forma predeterminada…

Sencillo y amigable. El software de KDE es agradable para experimentar y fácil de usar.

  • Hacer que sea fácil concentrarse en lo que importa: Elimine o minimice elementos no cruciales para la tarea principal o más importante. Use espaciado para mantener todo organizado. Use el color para llamar la atención. Revele información adicional o funciones opcionales solo cuando sea necesario.
  • ¡Sé cómo se hace eso!: Facilite el aprendizaje reutilizando patrones de diseño de otras aplicaciones. Las aplicaciones que tienen un buen diseño son un precedente a seguir.
  • Hacer el trabajo pesado por mí: Simplifique las tareas complejas. Haga que los principiantes se sientan expertos. Cree formas en las que los usuarios se puedan sentir naturalmente fortalecidos por su software.

… Potente cuando es necesario

Potencia y flexibilidad. El software de KDE permite que los usuarios sean creativos sin esfuerzo y eficientemente productivos.

  • Resolver un problema: Identifique y deje muy claro al usuario qué necesidad se atiende y cómo se hace.
  • Siempre en control: Siempre debe estar claro lo que se puede hacer, lo que está ocurriendo en cada momento y lo que acaba de suceder. El usuario nunca debe sentirse a merced de la herramienta. Dele al usuario la última palabra.
  • Sea flexible: Proporcione valores predeterminados razonables, pero considere la funcionalidad opcional y las opciones de personalización que no interfieren con la tarea principal.